Nada es imposible si el deseo es fuerte y creemos en él.  Hacía tiempo que no era feliz en la ciudad en la que nací: La Plata. Me dió momentos increíbles junto a mi familia y amigos maravillosos, pero a pesar de haber nacido ahí, sentí que tenía que seguir mi corazón y buscar mi felicidad.

Mi abuela era española pero no llegué a conocerla porque falleció un año antes de yo nacer. Pero siempre tuve curiosidad sobre mis orígenes y cómo era ese país, del que la gran mayoría de los argentinos descendemos.  Así fue como mi sueño de ser un argentino viviendo en España tomó su rumbo.

Es por ello que decidí tomarme un año sabático de mi trabajo en la universidad, donde ya trabajaba hacía más de 10 años, y junto a un amigo nos mandamos para Málagaargentino viviendo en españaPoca gente en Argentina tiene noción de dónde queda y qué tiene esa pequeña ciudad de la que me enamoré apenas llegué. Su moderno Muelle Uno con sus barcos, negocios y el gran museo del Pompidou, la playa de la Malagueta con todo ese movimiento alegre de la gente andando en bici, haciendo ejercicio o simplemente descansando en la arena.

Y qué decir de la calle Larios, una de las más bellas de Europa. Los andaluces tan parecidos a nosotros, argentino viviendo en españagritando por las calles y haciendo chistes todo el tiempo. La verdad que Málaga es una hermosa ciudad para descubrir y vivir, pero mi situación en ese momento no era la mejor porque a pesar de tener a mi abuela española, no había encontrado manera de quedarme de forma legal. Un poco desilusionado, pero siempre con ganas de continuar mi aventura, decidí aprovechar una oportunidad para irme a las Islas Canarias a trabajar a cambio de hospedaje y algo de comida.

Fue una experiencia super rara pero a la que le pude sacar provecho para conocer una de las islas más calurosas y turísticas de toda Europa. Ya estando por cumplir los 90 días legales, sabía lo que NO quería hacer: regresar a Argentina.

Mi camino por Tailandia, entre Bangkok y Chiang Mai

argentino viviendo en españaTuve la suerte de conocer a Gonza,  otro argentino viviendo en España, particularmente en la ciudad de Barcelona. A su vez estaba trabajando como freelance y con la misma situación que yo,  de los días contados como turista, por lo cual nos organizamos para emprender juntos una loca odisea -de la que tanta gente nos hablaba- y cuyas señales no paraban de aparecerme: ir a Tailandia.

Y así fue como tomé un vuelo a Barcelona, nos encontramos en el aeropuerto y nos fuimos a Bangkok haciendo escala en Estambul. Seis meses me quedé en ese gran país donde la vida en general es barata y la gente super amable y sonriente. No voy a entrar en detalles sobre dicha experiencia porque no es el objetivo de este relato; pero las vueltas de la vida hicieron que en la ciudad tailandesa de Chiang Mai me encuentre con un amigo de Buenos Aires que hacía unos años estaba viviendo en Palma de Mallorca.

Él  tenía una amiga argentina viviendo en Barcelona con el mismo caso de inmigración legal que yo: padres con ciudadanía española y ella mayor de edad. Y así fue que encontré una pequeña esperanza a mi situación para volver a esta tierra soñada, y entonces retorné a Málaga para corroborar en Extranjería si era factible conseguir la residencia por arraigo familiar de la que me habían comentado.

Con una ventana abierta, regresé a Argentina a renovar los papeles necesarios para el tipo de residencia, y así fue como en Febrero siguiente saqué cita para argentino viviendo en españapresentar todo y dejarlo a la buena de Dios, con la expectativa de  que me lo aprobaran. Estuve dos meses con el nudo en la garganta esperando el veredicto final y haciendo algunas “changas” como freelance, y usando algunos ahorros que me quedaban.

Nada es imposible: Mi regreso a España

Jamás voy a olvidar esa mañana que desperté y leí:  “Estado de Resolución: APROBADA”. Me puse a llorar de la emoción. Mi sueño de ser un argentino viviendo en España se estaba empezando a hacer realidad.

argentino viviendo en españaParalelamente a esto, estaba en tratativas por una gran oportunidad laboral en Barcelona que obtuve gracias a otra amiga argentina viviendo en España  y que me crucé en mi vuelta de Tailandia.

Todo pasa por algo, nada es casual. Me fueron entrevistando por Skype y esperaron la resolución de mis papeles. Cuando supe que podía quedarme legalmente, hasta me dijeron qué día quería comenzar, que solamente tenía que ser un lunes. Wow!

Y así que fue que dejé a mi bella Málaga y partí rumbo a Barcelona, donde me encuentro actualmente escribiendo este post.

Debo confesar que la primera vez que vine a esta ciudad no me había gustado demasiado, pero quizá fue debido al contexto en el que vine y la mala suerte del alojamiento. Ahora puedo decir que esta ciudad me enamoró con su arquitectura “gauditana”, sus playas por la Costa Brava, sus vistas increíbles desde los bunkers del Carmel y el Park Güell, sus innumerables bicisendas transitadas también por monopatines, patinetas, “segways” y todo tipo de transportes personales modernos de dos y cuatro ruedas.

Hoy, a más de cuatro meses de estar viviendo en España, puedo decir que Barcelona -a pesar de ser una ciudad muy turística y cosmopolita- es un hermoso lugar para vivir tranquilo y tener gran variedad de opciones para disfrutar durante el año, como por ejemplo,  las fiestas barriales que duran una semana con música, comida y muchísima decoración, o la fiesta de San Juan dando comienzo al verano en la playa con música y mucha locura. Se escucha el catalán en la calle, un idioma similar al español pero que no terminás de entender. Todos los carteles están en dicho idioma y uno ya se acostumbra a responder “merci” o despedirse con un “adeu”.

Muchos latinos vivimos en esta urbe y afortunadamente es posible armarse de grupos de nuevos amigos de todas las nacionalidades, aunque siempre optamos primero por rodearnos de algunos argentinos para no sentirnos tan lejos de casa; que por momentos se extraña pero sabiendo que nuestra gente está ahí, esperando que la visitemos o mejor aún, esperando que la recibamos en nuestro nuevo hogar que elegimos para poder compartir con ellos todas nuestras vivencias.

Leandro Barrientos
Leandro Barrientos

Mi nombre es Leandro Barrientos, soy de la ciudad de La Plata y actualmente resido en Barcelona (Cataluña). Me recibí de Licenciado en Sistemas en la UNLP y he trabajado mucho tiempo en el ámbito universitario dando clases y desarrollando aplicaciones web y móviles con PHP, Symfony, Python, Javascript, Ionic y AngularJS, entre otros lenguajes y frameworks. También tengo experiencia utilizando Joomla y WordPress para el diseño de páginas web.

Antes de mudarme a España estuve viajando y trabajando como nómade digital desde Tailandia; una experiencia sumamente enriquecedora. A través de este blog me gustaría compartir mis vivencias y ayudar a que la gente se anime a salir de su zona de confort e intentar cosas nuevas, si realmente lo desean. Los miedos hay que enfrentarlos y nunca quedarse con las ganas de concretar sueños.

Los invito a que me conozcan más a través de las redes sociales y mi portfolio.

Quieres conocer más historias de argentinos en el exterior?

Suscríbete a nuestra newsletter

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Por |2019-04-11T07:12:13+00:0010.10.2018|Categorías: Recién llegados|Etiquetas: , , , , , , |