Hay casos de inmigración complejos en los que creo que se debe contratar a un buen abogado en Estados Unidos. Claro, conseguirlo y que sea eficiente es otro asunto. Hay otros casos en los que con sólo presentar la documentación en el consulado correspondiente, encuentran los futuros argentinos emigrados, su trámite revisado y resuelto en poco tiempo.

Esto último NO fué lo que me pasó a mí,  con mi familia, al intentar emigrar legalmente a Estados Unidos, pero para simplificar la complejidad de este episodio decidí contarlo en forma de sugerencia enfática, basada en mi  experiencia personal, desde Agosto del 2015 a Diciembre de 2017.

Cuando vayas a elegir un abogado de inmigración para aplicar a una visa para Estados Unidos y con base en la Florida, mis sugerencias son:

    1. Chequeá varias veces si realmente necesitás abogado para hacer tu aplicación. Mejor si no.
    2. Entrá a la pagina del Florida BAR y revisá detenidamente que dicho abogado tenga su licencia vigente y ningún “admonishment” u observación. Su legajo debe estar impecable.
    3.  No le creas a nadie cuando te digan “… mi abogado es el mejor del mundo, me sacó de tal y cual problema…” De hecho, me han recomendado unos 12 “mejores abogados del mundo” y para mí ninguno lo era.
    4. Tampoco les creas a los abogados cuando te digan “…a mi no me falló ningun caso…” Tu base debe ser que son todas mentiras hasta que demuestren lo contrario

Segmento extractado de la película “Liar Liar” (1997) Universal Pictures, Imagine Entertainment.

  1. Evitar confiarse de las palabras de terceros y que tu decisión esté basada en la esperanza, como así también cuando el abogado te diga “…tu caso sale directo…” 
  2. Si no te queda otra y tenes que contratar un abogado, ANTES de firmar NADA pedile que te dé por escrito el presupuesto con el detalle PUNTO por PUNTO de qué es lo que cubre tu pago y las condiciones.
  3. Cuando le vas a pagar o le hacés la transferencia solicitale UN RECIBO con membrete, fecha, firma aclaración y el detalle de lo que incluye -cosa por cosa-  de lo que pagaste.
  4. Además requerile UN REMITO firmado con fecha y membrete detallando CADA DOCUMENTO que le entregaste (así sean copias). Nada de “eso aquí no se hace porque la palabra vale”. NO VALE. Tu único rescate en el caso de una mala praxis solo podrá ser la EVIDENCIA escrita de lo que fue pasando, INCLUYE que cada consulta o pregunta que vos le haces y el/ella contesta (o no) quede POR ESCRITO.
  5. Hablar por teléfono está muy bien y es más expeditivo pero NO queda evidencia y mucho menos si resulta que tu caso es largo o se complica.
  6. Tu abogado DEBE contestarte o alguien calificado de su estudio (no la esposa, o la hija) dentro de las 24hs de tu pregunta. Si no contesta le  envias un mail reiterando y “ante la falta de respuesta…” que quede evidencia de que no te contestó. Si querés podes grabar la conversaciòn con el teléfono en Notas de Voz, siempre es algo más y te refrescará la memoria.
  7. Puede pasar que el abogado tenga que hacer otros trámites en el medio y que no fueron detallados al inicio del proceso por lo tanto, ANTES (o sea ANTES) de contratar al abogado hablá de este tema; hay quienes cobran por hora, por trámite, por llamada. Además, una vez presentado tu caso el abogado tiene la OBLIGACIÓN de entregarte el archivo del mismo, ya sea en un pendrive o en papel y te sugiero pedírselo. (Nota al pie: La constante de ocultar información con tal de cobrarte y “embromarte” una vez que ya estás adentro, es una práctica bastante extendida en la Florida, en numerosas áreas)
  8. Puede pasar que el  USCIS no haga su trabajo como corresponde -recordar que es una dependencia del estado, con empleados estatales aburridos y mal pagos a quienes no les interesa ni les importa si tu visa sale o no (y nada de “eso allá no pasa”): cajonear tu aplicación, perder papeles, que no te llegue la notificación por correo, que no tengan idea de lo que les estás hablando, cambiarte las reglas de juego cada tres meses y en forma retroactiva, etc. En este caso el abogado (que es el primer nexo entre vos y ese organismo monstruoso) DEBERÍA asesorate  y decirte que podés llamar vos al USCIS, podés pedir una entrevista, tenés posibilidades de  recurrir al Ombudsman, incluso plantarte en el teléfono y pedir hablar con un supervisor. Te dirán que es lo mismo, pero  NO es lo mismo. Sobre todo si tu abogado te abandona en la mitad del caso.  Cuando eso pase y el profesional a quien ya le abonaste por adelantado te diga “todo eso ya se hizo y no hubo respuesta”  le pedís fecha y hora de los llamados, copia de la presentacion ante el Ombudsman, etc .agobados en estados unidos
  9. Podés despedirlo si te parece que no funciona, siempre primero reclamando con respeto y enviando mensajes por escrito claros y concisos.También podés hacer un reclamo ante el Florida Bar, ese mismo organismo te sugiere avisarle al abogado que vas a hacer una presentación. Si tu abogado es un soberbio y arrogante te va a contestar que lo estás amenazando y que “vas a escuchar de sus abogados”.
  10. No te asustes si te contacta el abogado del abogado, si tenés evidencia a tu favor de que -por ejemplo- le pagaste un dinero que no utilizó o no va a utilizar y no quiere devolvértelo, tenés herramientas para reclamar. Y ciertamente es mucho más grave para ellos perder su licencia o tener una observación en su carrera, que para vos perder el dinero que ya pagaste, y que está perdido de todas formas.
  11. Siempre, siempre, siempre pedí reclamá, no te confíes jamás, ni de los abogados, ni de su grupo de gente, ni de sus recomendados, tené todos los papeles y además sacales copia, sabé quién es quién en el estudio de abogados, y tene referencias de otros abogados a mano.
  12. Aparentemente, y luego de haber escuchado por lo menos otros 4 casos, una vez que le pagás al abogado, este desaparece. O si no te cobra de entrada y tiene el seductor estilo “yo solo cobro por resultados” pareciera ser común que no haga nada o lo haga muy mal. Y que quede claro, vos nos sólo estas poniendo plata sino que además, estás poniendo en juego la vida y el precioso tiempo tuyo y el de tu familia. Asi que, estate alerta y hacé que les interese y se preocupen por la evolución y aprobación en tiempo y forma de tu caso.
  13. Y esta es la conclusión -en síntesis- de lo que me pasó; un año más tarde de lo previsto, sumada la desidia e incompetencia del abogado y del organismo oficial encargado de inmigración, y habiendo gastado gran parte de los ahorros para emigrar, mi visa fue rechazada.

agobados en estados unidos

Ruth Percowicz
Ruth Percowicz

Mi nombre es Ruth y soy de Buenos Aires.  Trabajé como periodista en revistas y radios.  Siempre me gustó explorar, viajar, conocer lugares nuevos,  investigar. Luego de recorrer varios países y vivir un año en Estados Unidos, elegí instalarme en Fuengirola (Málaga).

Desde hace muchos años me dedico a la enseñanza y consultoría psicológica junguiana, actividad que ahora continúo haciendo tratando de contener a aquellos que desean emigrar o que hayan tenido experiencias fallidas en su proceso. Mi participación en este blog, además de generar contenido noticioso, intenta expresar mis vivencias que podrían ayudar o aliviar situaciones que se presentan antes, durante y después del proceso migratorio. Y todavía hay tanto por contar!

Podés concocer más de mi en mi blog personal.

Quieres conocer más historias de argentinos en el exterior?

Suscríbete a nuestra newsletter

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Por |2019-03-08T13:15:20+00:001.11.2018|Categorías: Recién llegados|Etiquetas: , , |