Hola a todos! Mi nombre es Mariano, un argentino viviendo en Chicago, y uno más que forma parte de la estadística de compatriotas fuera del país.

Les estoy escribiendo estas lineas desde los Estados Unidos, mas precisamente desde Arlington Heights, en el estado de Illinois. Sé que muchos de ustedes, por distintos motivos, están pensando o tal vez, soñando con formar la vida en otro lado, yo era uno como ustedes.

Todo empezó por el año 2002, viajar era algo frecuente para mí. Es algo que lo llevo en la sangre, por herencia, toda la vida me inculcaron que no hay nada mas valioso que uno se pueda llevar al fin de sus días que el haber viajado, conocido y experimentado. Cosa que así fue! Cada ahorro que podía juntar lo gastaba en un pasaje a cualquier lado, al principio siempre era dentro de Argentina, después comencé a explorar un poco más y me animé a salir al mundo.

Corría el año 2010 y empecé a sentir las ganas, o la intriga de vivir afuera, un poco motivado por la aventura y otro poco motivado por mi hermana, que ya vivía en México desde 2004. Ahí comenzó el típico, y por qué no?

El tiempo pasó y la idea siempre estuvo en mi cabeza, en 2011 tuve la oportunidad de viajar a USA de vacaciones y la típica, todo de maravilla, no se por qué pero es así. A partir ahí fue como un deseo que se fue prolongando en el tiempo. En 2012 encontré un laburo en mi ciudad (La Plata) el cual ayudaba a mis propósitos, un buen sueldo, beneficios, eso sí, el trabajo era muy desgastante.

Comencé a idear todo en mi cabeza, fui ahorrando con ese objetivo, pero siempre terminaba tirando la toalla cuando me tocaban las vacaciones, quería viajar, es algo que no podía dejar de hacer. En ese tiempo, mi hermana vivía en Miami, gracias a su trabajo que pudieron trasladarla ahí, así que cada oportunidad que tenía, me escapaba allá, así fueron unas 6 veces.

Pasaron los años, 4 para ser precisos, y como que las cosas se fueron dando solas. El trabajo me tenía agotado mentalmente, frustrado… corría el año 2016, febrero… me junte unos días, trabaje francos y pude hacerme una escapada al sur, a Ushuaia y Calafate. Fueron cinco días donde la pasé tan bien… que me costó volver, fue la primera vez que me sentí así.

Era algo raro, por primera vez estaba decidido a largar todo, pero había un problema. No tenía un peso ahorrado. Pero, como el destino siempre existe, apenas volví a mi trabajo se empezó  a escuchar un rumor de retiro voluntario, no dudé y llamé a los que estaban al tanto del tema (delegados) y efectivamente, así era… y al 100%!… qué mejor… era un milagro!!!!!!…

Continuará…

Quieres conocer más historias de argentinos en el exterior?

Suscríbete a nuestra newsletter

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Por |2019-04-11T07:13:33+00:004.10.2018|Categorías: Pasamos el año|Etiquetas: , , , |